Ratatosk, la traviesa ardilla mensajera de la mitología nórdica

Ratatosk o Ratatoskr, en la mitología nórdica, es uno de sus personajes más peculiares. Una pequeña ardilla, habitante entre las ramas de Yggdrasil, tenía la misión de llevar mensajes e insultos entre el dragón Nidhogg y el águila sin nombre, deleitándose de la amargura existente entre estas dos bestias.

Su nombre proviene del nórdico antiguo Ratatoskr, que suele traducirse como “diente de taladro” o “diente perforador”.

¿Quién es la ardilla Ratatosk?

Ratatosk era una pequeña ardilla de la mitología nórdica. Habitaba en el tronco del árbol del mundo, Yggdrasil con otras criaturas. Estos habitantes eran el halcón Veðrfölnir, el águila sin nombre, el dragón serpiente Nidhogg, cuatro ciervos y la traviesa ardilla Ratatoskr.

yggdrasil, árbol de la vida

La problemática e inquietante ardilla vive exactamente en el centro del árbol, dándole la oportunidad perfecta para observar lo que ocurre en los diferentes mundos.

Además, es la responsable de la comunicación entre la parte superior y la inferior de Yggdrasil, el árbol que sostiene los nueve mundos de la mitología nórdica.

La misión de esta ardilla era recorrer el Yggdrasil durante el día. Trasladaba los insultos que se propinaba los eternos rivales, el águila sin nombre y el dragón Nidhogg. Las dos bestias se odiaban intensamente y los mensajes intercambiados de Ratatoskr avivaba el odio más profundo entre los dos.

Ratatoskr

Esta traviesa ardilla parecía disfrutar mucho de su trabajo porque nunca mostraba un rastro de queja ni jubilación. Le fascinaban los chismes y disfrutaba ver crecer la rivalidad entre el águila y el dragón.

En el poema Grímnismál de la Edda Poética, es el mismísimo dios Odín quien menciona a Ratatoskr en el siguiente verso:

Ratatosk es la ardilla que correrá
Sobre el fresno Yggdrasil;
Desde arriba lleva las palabras del águila
y se las dice a Nithhogg.

También es mencionado en Gylfaginning de la Edda Prosaica del erudito Snorri Sturluson:

“¿Qué más maravillas poderosas hay que contar del Fresno?” Hárr respondió: “Hay mucho que contar de él. Un águila se sienta en los miembros del Fresno, y tiene entendimiento de muchas cosas; y entre sus ojos se sienta el halcón que se llama Vedrfölnir. La ardilla llamada Ratatöskr corre arriba y abajo de la longitud del Fresno, llevando palabras envidiosas entre el águila y Nídhöggr; y cuatro arpías corren en las extremidades del Fresno y muerden las hojas. Se llaman así: Dáinn, Dvalinn, Duneyrr, Durathrór.

Apariencia física

Ratatosk fue descrito como una ardilla roja. Algunas representaciones antiguas lo mostraban con orejas muy larga. Su descripción física puede estar más orientada al gusto y la imaginación de los artistas.

ratastok y el águila sin nombre

La literatura nórdica antigua no hace mención a ningún rasgo notable o fuera de los común. Así que es muy probable que la apariencia física de Ratatosk sea la de una típica ardilla roja.

Personalidad

Muchos estudiosos del mundo nórdico sugieren que Ratatoskr era una especie de alborotador. Disfrutaba alimentar el odio y el rencor en las relaciones. Puede que añadiera sus propias palabras a los mensajes e insultos que intercambiaban el águila sin nombre y Nidhogg.

Se han propuesto algunas hipótesis sobre las verdaderas intenciones de esta peculiar ardilla. Algunos eruditos sugieren que la real motivación de Ratatosk era hacer colapsar a Yggdrasil, el árbol de la vida nórdica.

Ratatosk mitología nórdica

Lamentablemente, su inferioridad en tamaño y poder, le impedía cumplir su cometido. Para eso, se aprovechó del odio entre las dos bestias más poderosas que habitaban en Yggdrasil. Primero, llevó el insulto del águila a Nidhogg que hizo que el dragón mordiera las raíces del gran árbol para que se derrumbara y golpeara al águila hasta la muerte.

Más tarde, la ardilla llevó el insulto de Nidhogg al águila que hizo que la criatura arrancara las ramas y se dejara caer para estrellar al poderoso dragón. Con una conspiración muy bien elaborada, la pequeña ardilla consiguió lastimar profundamente el árbol de la vida.

Resumen

Pequeña, ruidosa y alborotadora, la ardilla Ratatosk, en la mitología nórdica, se encargó de llevar los mensajes (y a su vez impartir cizaña) entre el águila sin nombre y el dragón serpiente Nidhogg. Al parecer todo tenía que ver con la intención de desestabilizar a Yggdrasil, el árbol de la vida en los nueve mundos nórdicos.

¿Te gustó la historia de esta pequeña ardilla? ¿Qué opinas de su misión como mensajera de las dos bestias más poderosas del mundo nórdico? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Si eres amante de la mitología nórdica, quizás puede interesarte los siguientes artículos:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *